Bienvenida

El Arca es un espacio plural, amplio, con suficientes escotillas para entrar y salir. Siendo una figura mítica de sobrevivencia, en el arca nos acompañamos para narrar la propia vida o crear un reino posible que nos rescate de la realidad.

El arca no tiene timón, navega al garete, y así está bien, pues lo que importa en el diluvio es flotar y confiar en que crearemos un mejor lugar en donde amanecer. Quienes vamos adentro estamos, sin embargo, sumergidos en el encuentro con la otredad próxima.

De noche escuchamos la bitácora del desconocido para reconciliarnos con nuestros sueños. Nos sostenemos con las palabras para no caer en los abismos y para resguardar la memoria de este corto viaje sin retorno.

error: Content is protected !!